jueves, 18 de septiembre de 2014

Mini-Crítica Los Mercenarios 3 (2014)

¿Recordáis esos años 80? (Yo no, que no soy tan viejo)

Donde en una película de acción si eras de origen asiático tenías la muerte tatuada en los huevos, y si eras vietnamita tenías el honor de ser despedazado por alguna estrella del cine en apogeo, tales como Schwarzenegger, Chuck Norris, Stallone y algún que otro piltrafa.
No parecía una mala época la verdad, si tuvieron los cojones de hacer que un niño menor fuese devorado y semi-derretido por una masa devoradora podríamos estar hablando de un paraíso del entretenimiento familiar.

Simplemente hermoso

Pero volvamos a la acción, ya tendré tiempo de criticar alguna que otra cutrada de esas que dan miedo.

¿Qué hacía el cine de acción ochentero para hacernos sorprender todavía más que las superproducciones modernas de más de 100.000.000 de dolares?

¿Será la posibilidad de traer consigo munición ilimitada y que cada disparo mate a 5 personas cada uno en un lugar diferente del globo terráqueo?
¿Serán los geniales one-liners que decía el protagonista antes de cargarse a algún antagonista importante?
¿Y si son los maromos hipermusculados capaces de destruir un edificio de titanio con sus propias manos?

¿Y si es todo eso a la vez?

Ahora imaginad, ¿y si añadimos todo lo que hemos dicho, juntamos a TODOS los maromos posibles con un presupuesto lo suficientemente alto como para ver 50 explosiones no-made-in-Michael Bay en pantalla, que nos haga reír y al mismo tiempo disfrutar sin necesidad de usar una neurona para aprenderte todos los nombres de los maromos porque tu cerebro los reconoce automáticamente?

Por suerte para ustedes eso existe, y se trata de las dos primeras películas de "Los Mercenarios", y no, la tercera entrega no cuenta, es más, no debería haber existido nunca.


LOS MERCENARIOS 3:


LO BUENO:

Posee indiscutiblemente el mejor casting de actores jamás vista en una película de acción, donde figuran grandes del cine como: Sylvester Stallone, el Chuache, Jason Statham, Dolph Lundgren (no tan grande como los demás pero se agradece MUCHO su papel en la saga), Wesley Snipes, Jet Li, Terry Crews (conocido mundialmente por sus anuncios de Old Spice)...

Las dos primeras escenas de acción son notables, más la segunda que la primera, pero en fin, mola volver a ver a estos viejunos en acción.

El presupuesto sobrepasa los 100.000.000 $, a diferencia de las dos anteriores que se quedaron en los más que bien invertidos 80.000.000$ y 92.000.000$.

En el cartel de la película salen TODOS los actores riendo mientras miran al camarógrafo, excepto Stallone, que se nota que a diferencia de los demás el fue el que puso gran parte de la pasta para la producción del filme, los demás tienen que cobrar.

Nuevas apariciones de más leyendas de la caspa, como Harrison Ford y Mel Gibson, y no con tanta caspa, Antonio Banderas con un papel bastante curioso y cómico (a ratos).


"Ni se os ocurra apuntar, eso va en contra de las reglas
del putoamismo"

LO NI FÚ NI FÁ:

Mel Gibson de villano, cosa que para algunos les puede molar, si algo sabe hacer muy bien el abu Mel es actuar como un loco suicida (Arma Letal, Get the Gringo), pero no solo no actúa como es debido, sino que no llega ni a rozar lo gracioso-salvaje de Van Damme en la segunda película y el putoamismo a Steve Austin en la primera.

Muchos de los actores salen, como máximo, 5 minutos para hacer su acto de presencia y nada más, entre ellos son Harrison Ford, que le quita el puesto a Bruce Willis de empresario cabrón, Jet Li que si en la segunda salió poco en esta te lo pierdes en un parpadeo (y sin usar ningún arte marcial, cuidao), el Chuache sale para saludar (al menos suelta esa frase tan graciosa del helicóptero, vosotros sabéis cual es) y Terry Crews que lo quitan del grupo por los lulz.

Sylvester Stallone absorbe demasiado protagonismo, dejando a los demás como simples secundarios.


- Joder, que aburrimiento. ¿Cuándo nos toca salir?
+ Cuándo Stallone acabe las 200.000 lineas de dialogo que le faltan.



LO DESTROZA-PÁNCREAS:

La necesidad de añadir actores jóvenes para hacer de "nuevos" mercenarios de remplazo de los viejos. Son una carga para la película, borrando todo aquello que hacía grande a las anteriores películas. Los chavales estos tratan de reinventar el modo con el que los viejos mercenarios resolvían sus conflictos, es decir, no más tiroteos y explosiones made in Machoman, dejemos que la tecnología haga lo suyo.
Si vamos a ver una película de Los Mercenarios lo primero que queremos ver son a los mercenarios, ni más ni menos.

El PG-13 ha vuelto y ha convertido todas las balas en pastelitos de cumpleaños y todas las explosiones en ventoleras de confeti. La primera fue calificada como R por su festival de sangre y gore vista ya en Rambo 4, la segunda se quedó en +16, rebajó bastante la violencia pero seguíamos teniendo la suficiente hemoglobina como para pasar un buen rato, y si este pastizal ha bajado al PG-13... ¿Qué le pasará a la cuarta parte? ¿Más de 7? ¿Dirigida al público infantil? ¿Cómo Transformers?


Para la siguiente usaremos Nerfs.
Esos jodidos terroristas van a sentir los
picazones del plástico hasta en los huevos

En las anteriores películas, Navidad (Statham) solía enfrentarse contra un oponente de igual o mayor potencia física en un duelo a piñas de esos que hacen mucha pupa. Aquí agarraos, que el mastodonde con el que se enfrenta no tiene ni nombre ni procedencia ni ninguna relación con el jefazo, además de que se lo despacha en menos de 1 minuto.

Barney (Stallone) tiene más suerte que Navidad, ya en este caso se enfrenta con Gibson (ni puta idea del personaje), y si la pelea de Navidad duró como máximo 1 minuto, la de Barney con el jefazo llega a la elevadísima duración de... 2 minutos...
Además de lo mal filmada que esta la escena.

Larguíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima escena en la que Barney recluta a los grimosos jovenzuelos para su equipo. Creo que se extiende unas 3 o 4 horas, no estoy muy seguro.


El cameraman me confundió con Stallone
con eso de que estaba muy "cuadrado"


El tiroteo final duele de verlo, la cámara da vueltas como en las películas del tito Bay (la primera también tuvo ese fallo pero no tan mareante como en esta), miles de balas pero 2 o 3 muertos en pantalla que más que haber sido ametrallados parece que les ha dado un revolcón. No tienes ni idea de quien dispara a quien o si es uno de los viejunos o alguno de los jovenzuelos, se camuflan como los ninjas del "Guerrero americano"


CONCLUSIÓN:

Si sois fanáticos de la acción ochentera, noventera o de no se donde y de Los Mercenarios (como el menda), ni se os ocurra verla.

Pero si os la peláis con armamento/material militar (como un amiguete mío) porque los shooters y los Transformers Bayistas son dos de vuestros mil dioses, pues no veo ningún motivo para que no la veas.


VALORACIÓN: 4


- Oye Sly, me mola esto y tal pero ¿no cree que ya es
demasiado eso de cantar el himno de la legión?

+ ¡A callar! ¡Y a decir cosas españolas! ¡Paella! ¡Ándale!
¡Livin la vida loca! ¡Willyrex!

No hay comentarios:

Publicar un comentario